Our Facebook

Bahía de Halong: Un Mundo de Misterio Vietnam

La Bahía de Ha Long es probablemente donde usted se encontraría. Majestuoso y misterioso, la Bahía Halong de Vietnam es una posición impresionante con más de 2000 islas increíbles dentadas y la rebelión de islotes en las aguas de esmeralda del Golfo de Tonkin.

Cuando viaja a Sapa, Vietnam

Los viajeros a Sapa en verano pueden sentir el clima de cuatro estaciones en un día. Por la mañana y tarde, es chulo como el tiempo de primavera y otoño. En el mediodía, es tan asoleado y despejado como el tiempo de verano. Y hace frío por la tarde.

Televisión de EE.UU destaca la atracción turística de Vietnam

KPVI News 6, la estación local NBC (la Empresa nacional de Difusión ), afiliada para Idaho, ha aconsejado que turistas internacionales viajen a Vietnam para llegar a conocer " la estrella creciendo de la Asia del Sudeste ".

Descubre los sitios de UNESCO de Vietnam

El autor escogió 4 sitios de UNESCO en Vietnam para su descubrimiento: Bahía Halong, Hanoi, Hue, y Hoi An . Estos sitios son hermosos y pacíficos.

La Bahia de Halong, viajes Vietnam

Paisaje fascinante de islas e islotes en Vietnam.

miércoles, 24 de febrero de 2016

“Kong: Skull Island” se rodará en Vietnam este mes


Los realizadores de la película “Kong: Skull Island” (Isla Calavera) llegarán este jueves al aeropuerto de Noi Bai en Hanoi, para iniciar el rodaje en diferentes partes de Vietnam.

Viajes Vietnam
Los realizadores de la película Kong Skull Island (Isla Calavera)
El próximo filme sobre el icónico gorila ficticio utilizará majestuosas paisajes en las provincias de Ninh Binh, Quang Ninh (Norte) y Quang Binh (Centro) como escenas sobre la tierra natal de Kong. Unos 300 empleados de Hollywood comenzarán el trabajo el 22 de este mes

Son Doong Cueva, Quang Binh - uno de los lugares de la pelicula "Skull Island"
Vacaciones Vietnam
Ninh Binh, uno de los lugares de la pelicula "Skull Island"

Bahia de Halong, uno de los lugares de la pelicula "Skull Island"

El argumento de “Kong: Skull Island” no se revela todavía, pero hay información que la película del director Jordan Vogt Roberts contaría la historia de aventureros que exploran la Isla Calavera para buscar la cuna de los gigantescos gorilas.  Según Regg Brilliant, representante de prensa de los realizadores, “Kong: Skull Island” será la primera parte de una serie que incluirá además Godzilla (2018) y Godzilla vs. Kong (2020)

Vietnam es uno de los tres lugares seleccionados para el rodaje, junto con Hawái y Australia. Con anterioridad, el periódico vietnamita Sai Gon Giai Phong citó fuentes exclusivas, según las cuales se filmará en Son Doong, la mayor gruta del mundo situada en Quang Binh.  Aparecerán en la película estrellas como Tom Hiddleston, Samuel L. Jackson, John C. Reily, Toby Kebbell y Bire Larson.

Tom Hiddleston, Samuel L. Jackson,Bire Larson

By: viajeindochina.com 
Fuente: vietnamplus.vn

viernes, 19 de febrero de 2016

Vietnam: amor a primera vista

Lo confieso: salí de Camboya rumbo a Vietnam con una idea “poco positiva” acerca del país y de la gente. Siempre digo que no me guío por opiniones ajenas ya que cada cual lo cuenta según como lo pasó, pero muchos viajeros “respetados” (?) me dijeron que Vietnam no les había gustado nada por la actitud de la gente local, por el acoso hacia el turista, por el cáos y por los robos. Y me lo dijeron con tanta convicción que hasta me asustaron un poco (no mucho) y pensé: debe ser que a Vietnam lo amás o lo odiás. ¿Qué sentiré frente a este país que siempre quise conocer?

Vacaciones Vietnam
Hanoi, Vietnam

Templo en Phnom Penh
Templo en Pnom Penh

Mis últimos días en Camboya fueron una mezcla poco balanceada de estrés y tranquilidad. Phnom Penh, la capital, es, para decirlo en porteño, un quilombo. No hace falta que te bajes del colectivo ni que salgas de tu hostel: los mototaxistas y conductores de tuk-tuk te van a encontrar. Así que no corras porque no hay dónde esconderse. Miss Miss, you want motorbike? le decís que no al primero y aparece el segundo (que estaba frenado al lado y vio que dijiste no) y te ofrece nuevamente “motorbike” pensando que tal vez a él le vas a decir que sí porque te cayó mejor que el anterior. Cruzás la calle (intentando que no te atropellen y caminando por la franja angostísima de vereda como si fuese un acantilado) y te persigue el conductor de tuk-tuk: Hello Sir! (ni siquiera lady) Where you want to go? Tuk-tuk? No, no, gracias. Pero ser amable no sirve y tampoco entienden que quieras caminar: I take you miss, OK I take you later, I take you tomorrow, I take you next week! Si los ignorás, te gritan cosas poco felices en inglés y en khmer (camboyano). Así que cuando no me los banqué más opté por dos vías: hablar en castellano o ser irónica en inglés. Miss Miss, tuk-tuk, you want? No entiendo lo que me decís, no hablo inglés. Ahí se desconciertan: Tuk-tuk? Cheap? Y la otra, cuando estuve a punto de mandar a todo el gremio a freir arroz: Miss! Where are you going? Motorbike! Oh, ok, I need to cross the street, you take me?

Templo Camboya
Templo en Phnom Penh

viajes camboya
Casitas típicas de la capital de Camboya

No sé si Phnom Penh vale la pena, no es tan malo como suena, pero yo personalmente preferí los pueblos del interior de Camboya antes que la capital. Igualmente tuve que quedarme tres días para tramitar la visa de Vietnam, así que aproveché para visitar las Killing Fields, el museo del genocidio, el palacio del rey y caminar un poco por ahí. Después pasé mis últimos tres días en el país en Kampot, pueblito al sur a orillas del río, con una temperatura mucho más agradable y una paz que necesitaba.

Kampot Camboya
Kampot

Chicos camboyanos que posaron para la foto

El lunes a las 7 AM tomé el colectivo que me llevaría de Kampot a Ho Chi Minh City (ciudad más conocida como Saigón, antigua capital de Vietnam del sur y de la colonia francesa de la Cochinchina) pensando que me iba a encontrar con algo parecido a Phnom Penh (algo así como un pueblo grande que se cree ciudad) y con gente que me iba a mirar mal o con resentimiento por la guerra pensando que era yanqui. Tuve que hacer trasbordo en Phnom Penh (no hay manera de escaparle a esta ciudad) y cuando me subí al segundo colectivo (que ya estaba repleto), miré las caras y pensé: Momento, acá hay algo raro, estos no son camboyanos, tienen los ojos más achinados (sí, hay grados de achinamiento de ojos), estos son vietnamitas. Y así era: un grupo turístico de 35 vietnamitas de 45 años para arriba, todos cargando bolsas y bolsas de souvenirs y frutas, hablando y riéndose a lo loco cual colectivo a Bariloche en pleno viaje de egresados.

La mujer vietnamita que estaba en el primer asiento me miró y me sonrió de una forma que me dieron ganas de abrazarla y adoptarla como abuela. Qué calidez por favor. Vietnam 1, Viajeros Respetados O. Me tocó el asiento del fondo, al lado del baño, de un camboyano y de un vietnamita. El camboyano ni bola, pero el vietnamita me ofreció comida, agua y hasta se bajó del colectivo para comprarme una SIM card cuando le dije que necesitaba mandar un mensaje de texto. Vietnam 2, Viajeros Respetados O. En el mismo viaje me puse a charlar con una mujer de Washington DC y le pregunté acerca de Vietnam. Me habló maravillas y hasta me armó el itinerario detallado. A todo esto mi “miedo” y desconfianza hacia Vietnam caían en picada.

Vacaciones Vietnam
La Catedral de Notre Dame, Ho Chi Minh

En algún momento del viaje el colectivo se subió a un barco y cruzamos el río. No sé por qué “supuse” que ese cruce de río equivalía al cruce de frontera (el “staff” del colectivo ya había recolectado nuestros pasaportes y yo “supuse”, otra vez, que ellos harían los trámites correspondientes y que, por ende, ni nos enteraríamos que habíamos cambiado de país). Entonces me puse a mirar todo con ojos de Ya llegué a Vietnam. Mientras íbamos en el barco, nenes sin manos golpearon las ventanas del colectivo, se señalaron los muñones y rogaron plata. Pensé: estos son los hijos de los ex combatientes de la guerra. Después, otra vez en la ruta, vi carteles escritos en khmer y pensé: claro, como es un pueblo de frontera debe haber carteles en ambos idiomas. Más adelante vi un monje budista y pensé: qué divertido, el monje se vino a Vietnam también. Y después vi… la bandera de Camboya. Y ahí apareció una voz en mi cabeza que me dijo “pero vos tenés un pedo atravesado”. Debe ser la falta de sueño y el calor.

Viajes Vietnam
Vietnamita vendiendo fruta
Viajes a vietnam
Vietnamita vendiendo fruta, Hanoi
Finalmente cruzamos la frontera (a pie, y cada cual hizo el trámite correspondiente antes de volver al colectivo) y ahí sí que el paisaje cambió. O tal vez no el paisaje en sí, pero mi feeling fue distinto. De repente vi que las calles tenían veredas anchas (y veredas de verdad, no de tierra), que las casas estaban más separadas entre sí, que la gente cenaba en la calle, que había tranquilidad. Llegamos a Saigón a las 8 PM y quedé anonadada a primera vista. Kristine, la couchsurfer vietnamita que me está alojando, me pasó a buscar en su moto y me llevó a su casa. En el camino vi edificios, luces, modernidad. ¡Esto es una ciudad de verdad! Mientras cenábamos pho, la sopa típica de Vietnam, le pregunté cuál era la actitud de la gente local frente a los extranjeros y especialmente frente a los estadounidenses. Me dijo que no tenían resentimiento, que ellos miran hacia adelante ya que quieren crecer como país, que la gente es muy amable y todos sonríen.


Al día siguiente salimos a las 7 de la mañana de su casa, Kristine me dejó en el centro y se fue a trabajar. Caminé durante todo el día y sentí una alegría que no pensé que iba a sentir: ya me encanta este país, me encanta la gente, todos me sonríen, los taxistas no me acosan (hasta diría que son tímidos y respetuosos, les decís que no y es no), la ciudad es muy linda. Tiene sectores llenos de árboles que me hace acordar a San Isidro, barcitos y cafés que son muy Buenos Aires, calles más tranquilas que parecen Montevideo… y los vendedores ambulantes, mesitas y comida en la calle y el caos de motos que me recuerda que estoy en el Sudeste Asiático.

Ahora me acuerdo por qué me gusta tanto viajar.

Vacaciones vietnam

Viajes a Vietnam

Viajar a Vietnam

Viajes a vietnam


viajeindochina.com
fuente:viajandoporahi.com

miércoles, 13 de enero de 2016

Viajeindochina ha lanzado su website para reservar sus viajes para los clientes que hablan portugués

Al continuar el éxito en el mercado de los clientes hispanohablantes, Viajeindochina sigue ampliando su mercado para los clientes que hablan portugués como los de Brazil o de Portugal.
La página web http://www.viajeindochina.com/pt  utiliza el portugués como el idioma oficial para comunicar con sus clientes. La página web ofrece muchas informaciones muy útiles sobre los destinos de viaje de Sudeste asiático como: Viet Nam, Laos, Camboya, Tailandia y Birmania.
viajeindochina website
La dicha página ofrece también los itinerarios especializados de cada país o itinerarios combinados entre estos países. Los grupos de clientes pueden ser desde una persona hasta un grupo numeroso que viajan con diferentes propósitos como pasar luna de miel; turismo especializado, etc...Viajeindochina les ayuda a diseñar los viajes a su medida de forma segura y cómoda.
viajeindochina website

La página web fue montado con los lenguajes informáticos más nuevos, muy detallados y fácil de entender...todo esto les ayuda a encontrar lo que les interesa en un mínimo tiempo. "Tenemos mucha suerte de ser una de las primeras agencias de viaje en Viet Nam que trabaja con los clientes que hablan el portugués . Y nos agrada mucho al recibir a los buenos comentarios de los turistas satisfechos de nuestros servicios y al saber que nuestra agencia les está  brindando una buena e inolvidable experiencia durante su estancia en esta zona asiática" - dijo Nam Thach Quang - el director de Viajeindochina.
viajeindochina website
viajeindochina.com

jueves, 24 de diciembre de 2015

'Made in Saigón'

Aunque la estampa inicial no invite demasiado, Ciudad Ho Chi Minh, pulmón financiero del nuevo Vietnam, merece varios días para recorrer sus calles, mercados y museos. Paraíso para las compras, lo es también al sentarse a la mesa: sus múltiples restaurantes permiten degustar la excelente cocina vietnamita. Recorrido en diez pasos por la ciudad que nunca duerme.

01. CHCM o Saigón Antes de adentrarse en semejante enjambre urbano, hay que detenerse en su nombre, por una práctica cuestión de entendimiento. Aunque rebautizada como Ciudad Ho Chi Minh (CHCM) en 1975 en honor al líder y símbolo de la independencia del país (incluso 40 años después de su muerte), su antiguo nombre de pila sigue vivo entre sus gentes. Quizá porque el río, la cerveza y el tabaco locales siguen llamándose así, Saigón, referencia que sigue poblando los abundantes reclamos de neón que inundan el centro urbano. Por algo será.

02. Recuerdos de guerra Hay una visita imprescindible en Ciudad Ho Chi Minh, el Museo de Recuerdos de la Guerra. Sin grandes recreaciones de cartón piedra, consiste en una sencilla muestra fotográfica que retrata la otra cara de la Guerra de Vietnam: la visión de los vencedores. "Miren, miren el destrozo que hicieron en nuestro país...". Una de las guías que ejercen en el museo sentencia de este modo al hilo de las fotografías que ilustran las torturas de tropas americanas durante las controvertidas operaciones search and destroy (búsqueda y destrucción), o las consecuencias del uso indiscriminado de napalm sobre la selva (y sus aldeas).

Sala del Museo de Recuerdos de Guerra de Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam
Sala del Museo de Recuerdos de Guerra de Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam

No son las imágenes más duras. Las que muestran malformaciones genéticas heredadas hasta en tercera generación debido al uso de herbicidas y defoliantes experimentales -el terrorífico agente naranja- por los americanos durante la guerra, las superan con creces. El silencio de los visitantes que desfila ante ellas es absolutamente revelador.

03. Huida por la azotea Las referencias a la victoria vietnamita continúan en el Palacio de la Reunificación. En su interior claudicó el gobierno de Vietnam del Sur ante los "libertadores" del norte, y fue también el último reducto norteamericano en el país: la réplica de un helicóptero de la US Army, supuestamente olvidado por los estadounidenses en su precipitada huida, se mantiene como recuerdo.

El edificio es setentero, por fuera y por dentro. Enmoquetados salones, una sala lounge ("de juegos" concretamente) ideal para una fiesta ye-yé, así como unos sótanos que devuelven al visitante a las últimas horas del conflicto: grises pasillos subterráneos, la sala de guerra del presidente (catre incluido en la estancia anexa), el centro de transmisiones con vetustos equipos de radio y hasta una vitrina con la bandera vietnamita izada en el balcón de la cuarta planta aquel 30 de abril de 1975, junto a un simbólico Kalashnikov.

04. La milla del mochilero Pham Ngu Lao es un punto de referencia en Ciudad Ho Chi Minh, especialmente para el viajero de corte mochilero. Hoteles low cost, restaurantes y bares para turistas y tiendas de todo tipo (aunque predomina el souvenir) se agolpan en esta calle y sus aledañas.

La calle Pham Ngu Lao, viajes vietnamLa calle Pham Ngu Lao
Además, infinidad de agencias de viajes ofrecen visitas organizadas de uno o varios días al cercano delta del Mekong o los llamativos (y turísticos) túneles de Cu Chi, al norte de la ciudad. Aunque son una alternativa fácil, rápida y económica si se dispone de poco tiempo, hay que tener claro que, por lo general, impiden cualquier tipo de libertad de movimiento al viajero. Contratemos o no una excursión, la incesante y bulliciosa actividad de esta céntrica manzana merece al menos un pequeño paseo.

05. Mercado de Ben Thanh El centro neurálgico de Ciudad Ho Chi Minh es un mercado donde se puede comprar (casi) de todo. Telas, especias, olorosos productos desecados, artículos de higiene o limpieza, chucherías, excelente café vietnamita, las flores más vistosas, un juego de damas chinas, postales, camisetas de todo a 100, imitaciones de moda made in vietnam...Todo cabe en Ben Thanh.

Mercado Ben Thanh, Ho Chi MinhMercade Ben Thanh

Si el downtown no es suficientemente auténtico, por toda la ciudad hay alternativas más callejeras, como el mercadillo de Huynh Thuc Khang, a dos pasos del centro. Carismático, fue el mercado negro de la electrónica hasta su legalización. Hoy ofrece de todo, desde carne fresca y pescado vivito y coleando, hasta posters o unas Converse All Star de dudosa imitación.

06. Un paseo colonial Sin salir del céntrico Distritito 1, Dong Khoi supone un contraste absoluto respecto al mochilero ambiente de Pham Ngu Lao. Hacia el otro lado de Ben Thanh, sus amplias, tranquilas y limpias calles alternan bellos edificios de estilo colonial como el Hôtel de Ville (sede actual del Comité Popular), con los hoteles más lujosos de la ciudad: Sheraton, Rex o el histórico Continental. No falta un distinguido surtido de restaurantes, bares y comercios, que incluyen las mejores firmas internacionales.
Merece atención la sede central de correos, edificio de estilo francés cuya cúpula de acero y cristal data de mediados del siglo XIX. En su interior, además de cabinas de madera en serie para conferencias internacionales, un plano gigante muestra la extensión de la ciudad en 1892.

Rex Hotel, viajes vietnamRex Hotel

07. Cholón Estéticamente, el barrio chino no es un chinatown al uso como sus homólogos de Nueva York o San Francisco, pero el compulsivo pulso que respiran sus calles y aceras lo hace sumamente atractivo. Se puede encontrar refugio en las innumerables y tranquilas pagodas (y buscar esvásticas en la de Quan Am), y afinar el olfato en las herboristerías naturales de Hai Thuong Lan Ong.

08. Pagoda Emperador de Jade Alejada del centro, la pagoda del Emperador de Jade es una de las más grandes y visitadas de la ciudad. Monstruosas estatuas de varios metros de altura abordan al visitante cuando accede al santuario principal, dedicado al dios taoísta supremo y siempre envuelto por el incesante humo de las varillas de incienso prendidas por los fieles.

Pagoda Emperador de Jade, Ho Chi MinhPagoda Emperador de Jade, Ho Chi Minh

El toque curioso lo aportan los vendedores de peces y tortugas que hay en la entrada, animales que se ofrendan a las deidades en un pequeño estanque ubicado en el patio de acceso al templo.

09. 'Pho' presidencial Gastronómicamente, Ciudad Ho Chi Minh no desentona respecto al resto del país. Sin llegar a la exquisitez de Hué o Hoi An, es posible comer bien (y barato) en las calles de la antigua Saigón. Por ejemplo, un tradicional Pho (sopa con ternera, brotes y noodles de arroz) en Pho 2000, célebre desde que el mismo Bill Clinton lo hiciera. Quienes eviten los restaurantes callejeros, la cadena Pho 24 es una buena (y aséptica) alternativa, de día y de noche.

Resultan también recomendables los restaurantes que cada noche se montan (y desmontan) en torno al mercado de Ben Thanh. Cuando éste cierra sus puertas, bajo improvisadas carpas se pueden degustar delicias como el banh xeo, o excelentes pescados y mariscos a la parrilla sacados directamente del acuario. Más fresco imposible.

10. Saigón desde arriba Toda gran urbe requiere una panorámica lo más aérea posible. La mejor opción es tomarse un cóctel en el Level 23, exquisita terraza ubicada en lo alto del Hotel Sheraton. Por el precio de una copa en un bar cualquiera de Madrid tendremos una hermosa panorámica nocturna del corazón de la ciudad. A dos pasos, se encuentra el histórico Hotel Continental, en el que se alojaban los corresponsales de prensa durante la guerra de Vietnam. Aunque su hall haya cambiado, su ice milk coffee sigue siendo, probablemente, el mejor de la ciudad.

Saigón desde arriba, viajes vietnamSaigón desde arriba, Sheraton Hotel

Puenta:http://elviajero.elpais.com/

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More